Se encuentra usted aquí

Instituto de Ecologia Politica

    Subscribe to canal de noticias Instituto de Ecologia Politica
    Actualizado: hace 2 horas 56 mins

    Los Caimanes, Luksic y la “Minería Sustentable”

    Lun, 03/16/2015 - 11:00

    La propuesta de la Minería Sustentable busca crear la ilusión de que la actividad minera cuando llega a un lugar puede mantenerse indefinidamente eludiendo la responsabilidad de que al término de la explotación del yacimiento, la comunidad y la naturaleza puedan seguir desarrollando las actividades existentes previas a la explotación de ese yacimiento.

    Columna de Manuel Baquedano en El Dínamo. Puede leerla también haciendo clic aquí

    Un juez, implementando un fallo de la Corte Suprema, ha ordenado la demolición del tranque donde van a parar los relaves tóxicos de la principal minera privada nacional, Los Pelambres pertenecientes al grupo económico Luksic.
    Este conflicto se arrastra ya por más de 12 años, es decir es la culminación de una política de desarrollo minera cuyo pecado original fue la elección del lugar del emplazamiento, donde primaron los intereses económico por sobre los ambientales y sociales, y un Estado que hizo oídos sordo a los argumentos científicos y ambientales que desaconsejaban dicha instalación cuando existían siete lugares más para su emplazamiento

    Que paradójica situación estamos viendo, hace poco tiempo advertíamos a uno de los dueños de Los Pelambres, Luksic, muy sonriente junto al ex presidente Lagos entregándole a la Presidente de Bachelet sus propuestas sobre Minería Sustentable. Un detalle no menor la Presidenta tenía a su lado a su Ministra de Minería (ex funcionaria de los Luksic en ATI, empresa responsable de la contaminación del puerto de Antofagasta).

    Si hay una propuesta que le está haciendo muy mal a la industria minera y a las comunidades involucradas en su accionar es la propuesta de minería sustentable, que al igual que las facturas de Penta, han resultado ser ideológicamente falsa teniendo al sector minero sumergido en una honda crisis de legitimidad en sus relaciones con las comunidades y a la opinión pública del país.

    La propuesta de la Minería Sustentable está llena de mentiras y supuestos falsos .La sustentabilidad está ligada a procesos que se pueden mantener en el tiempo, cosa que no ocurre en la minería cuya materia prima principal, son minerales no renovables, sujeto a agotamiento. Cuando se inicia una explotación minera ya se sabe la fecha de cuándo deben cerrarse

    Qué han hecho las empresas de señor Luksic para enfrentar la crisis del agua de Caimanes o la contaminación de Antofagasta, poner su foco no en solucionar directamente los problemas que han originado, sino actuar sobre los actores involucrados en ellas, comunidades y funcionarios de Gobierno y que pueden resolver los conflictos aunque estos queden en un estado de latencia hasta que vuelvan aparecer como en el caso de Los Caimanes. Esta visión no tiene nada de sustentable

    La propuesta de la Minería Sustentable busca crear la ilusión de que la actividad minera cuando llega a un lugar puede mantenerse indefinidamente eludiendo la responsabilidad de que al término de la explotación del yacimiento, la comunidad y la naturaleza puedan seguir desarrollando las actividades existentes previas a la explotación de ese yacimiento. Quieren convencer a a la sociedad que la actividad minera puede gestionarse como un flujo permanente y no como un stock que se agota.

    La comunidad de Los Caimanes sabe que deberá vivir para siempre con ese tranque lleno de residuos tóxicos y sin agua, mientras los luksic saben la fecha de cuando los Pelambre deberá cerrar por el termino de explotación del mineral. La minería sustentable es solo un discurso falso.

    El trato social existente entre comunidad e industria minera que permitió el desarrollo del actual ciclo minero en Chile se ha terminado y requiere urgentemente ser renovado. Pero ese nuevo trato debe hacerse sobre supuestos reales y no falsos como propone la minería sustentable. Es preferible un discurso minero donde una actividad empresarial reconozca trabajar con materias primas que no se renuevan pero que estando conscientes de ese aspecto fundamental le proponen a las comunidades y al entorno natural un comportamiento consiente y predecible de generar ese stock finito. Solo sobre la verdad se podrá fundar un nuevo trato social que permita seguir funcionando esta industria tan importante para Chile.

    Foto: @T13

    Alertan sobre posible aprobación de tronaduras en Isla Riesco

    Vie, 03/13/2015 - 10:42

    Preocupación existe en las organizaciones ambientalistas por la presentación el pasado martes de una Declaración de Impacto Ambiental por parte de la empresa Mina Invierno que busca incorporar operaciones de tronaduras para sus faenas de explotación de carbón a cielo abierto.

    De acuerdo a un comunicado enviado por la Coordinadora Nacional Alerta Isla Riesco “Esta práctica, que implicaría un cambio significativo en los procesos de Mina Invierno, no está incluida en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), es más, sus impactos no fueron evaluados en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), pues en reiteradas ocasiones la empresa negó ante la autoridad ambiental que emplearía tronaduras como parte de su proceso productivo”.

    Respecto de las consecuencias que traería su aprobación, la organización ambientalista destaca que la contaminación acústica afectaría la fauna adyacente como los vecinos, el levantamiento de material particulado, la ruptura de rocas subterráneas y el deterioro de la calidad de vida de los habitantes de la isla sumado al desmedro a otras actividades productivas como el turismo rural y la ganadería.

    Además, la coordinadora destacó que la empresa no ha tomado las medidas necesarias para conservar el ecosistema de la isla y que ya ha recibido sanciones al respecto. En el primer semestre de 2013, la Dirección General de Aguas (DGA), el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) fiscalizaron a la Mina Invierno, detectando irregularidades en el sistema de decantación de aguas recibiendo por este concepto una multa de más de 114 mil millones de pesos.

    Imagen: Alerta Isla Riesco

    San Pedro de Atacama Solar

    Lun, 03/02/2015 - 15:56

    Las comunidades indígenas atacameñas que rodean a la ciudad de San Pedro tienen extensos terrenos sin utilizar y donde perfectamente se podría establecer, en forma descentralizadas, huertos energéticos comunitarios y micro plantas generadoras de electricidad a base de energía solar.

    Si existe un lugar de Chile donde el consumo energético de su población podría proveer íntegramente del sol es San Pedro de Atacama, sin embargo, actualmente su energía es abastecida por un sistema eléctrico alimentado 100 % por el petróleo diésel y el gas.

    La localidad de San Pedro vive ahora un debate sobre su futuro energético ya que su sistema eléctrico es aislado, no conectado con los sistemas eléctricos mayores que existen en el Norte del país. Ésta es gestionada por una cooperativa cuyos dueños son del pueblo indígena atacameño que habitan esas tierras desde hace 11000 años .

    Sin embargo, esta propiedad comunitaria no se ha traducido aun en beneficios para sus socios que pagan, diferenciadamente es cierto, las tarifas eléctricas están entre la más altas del país, y en cuya configuración la incidencia de los precios del petróleo y el gas han sido determinante.

    La solución propuesta por los autoridades municipales y del Gobierno pasa por hacer un tendido eléctrico proveniente de la vecina Calama, que conecte la localidad al sistema interconectado del norte. Esta fórmula es resistida por las poblaciones indígenas atacameñas , que ven en estos tendidos que deben pasar por sus comunidades una fuente de destrucción y desvalorización del paisaje que constituye la fuente principal de ingresos derivado del turismo.

    ¿Por qué no explotar entonces la principal riqueza que tiene esa localidad que no es ni más ni menos la radiación solar, una de las mayores del mundo ?

    Las comunidades indígenas atacameñas que rodean a la ciudad de San Pedro tienen extensos terrenos sin utilizar y donde perfectamente se podría establecer, en forma descentralizadas, huertos energéticos comunitarios, micro plantas generadoras de electricidad a base de energía solar y cuyo excedente podrían ser vendidos y distribuidos por medio de su Cooperativa eléctrica a la ciudad, la cual permitiría al vez ir sustituyendo el combustible fósil, sucio, contaminante y caro utilizado actualmente por uno limpio, barato y proviniendo de una fuente inagotable como es el sol.

    En buena hora el norte chileno vive una explosión de proyecto energéticos solares y eólicos, sin embargo, todos tienen una característica común, sirven para alimentar a la minería habida de energía. Ninguno de ellos ha sido creado para satisfacer las necesidades energéticas de la población. Se está corriendo el grave riesgo que la energía renovable solar y eólica sea capturada por grandes consorcios energéticos, marginando a la población de participar en su generación y uso de esta nueva fuente de energía que está al alcance de todos.

    Urge, entonces, impulsar proyectos ciudadanos de energía renovables con capacidad de distribuir no solo la energía por ellos producida, sino también la renta que ella producen en beneficio de las comunidades locales .

    Ver el Blog de Manuel Baquedano en El Dínamo

    Ver la Página de Manuel Baquedano

    La Rebeldía Solar

    Jue, 02/26/2015 - 12:40

    Si hay un movimiento innovador, silencioso pero muy eficaz en lograr sus aspiraciones ,es el de los rebeldes solares.

    No sacan proclamas ni participan en manifestaciones, pero son cada día mas y mas ciudadanos ,de distintas maneras, están practicando la rebeldía , la no cooperación , con el sistema energético actual , que pese a bajar a nivel internacional en un 50 % el precio del petroleo en los últimos meses ,nos anuncia para el próximo mes ,un aumento para los hogares chilenos de la tarifa eléctrica de cerca del 8 %.

    El sistema energético chileno es caro, sucio, concentrador y usurero junto a su pérdida de legitimidad ante la ciudadanía es evidente a tal punto que ya no es considerado por la mayoría de la población por su rol de interés publico que cumple sino como una fuente de lucro y del cual no se puede prescindir sino que hay que aceptar no mas.

    Por todas estas razones es que un sector importante de la población le agradaría prescindir de el y obtener de forma 0 la energía que necesita, sin recurrir a las empresas que la generan y distribuyen. La revolución científico tecnológica y la reducción de los costos económicos que ha ocurrido en el sector de la energía solar ha abierto un ancho camino por el cual ahora transitan los rebeldes solares.

    ¿Quienes son los rebeldes solares ? Son todos aquellos seres humanos que deciden aumentar de manera creciente sus espacios de autonomía y libertad ,procurándose por medio de la energía solar la capacidad necesaria para desarrollar sus actividades y satisfacer sus necesidades, prescindiendo de esta forma del sistema energético existente en la sociedad. Es el joven que comienza cargar sus baterías con el sol, la mujer que comienza a utilizar cocinas solares, las familias que deciden instalar paneles solares para producir su propia electricidad en sus casas, sin pedirle permiso a nadie.

    Son actividades que no son ilegales pero tampoco son legales , ellas se mueven en el amplio espacio de la “alegalidad”.y donde su aplicación depende exclusivamente de los usuarios. Las eléctricas pueden llegar hasta el medidor , lo que ocurre dentro de la casa es responsabilidad exclusiva de sus moradores.

    Por Manuel Baquedano

    Vecinos de Villarrica reciben capacitación sobre Eficiencia Energética

    Jue, 02/26/2015 - 12:29

    El programa de ecoalfabetización, forma parte de la ejecución de un convenio donde 22 familias recibirán colectores solares.

    En dependencias de la junta de vecinos Villa Amanecer de Villarrica y con la participación del presidente del Instituto de Ecología Política, Manuel Baquedano, comenzó el programa de ecoalfabetización energética, ciclo de talleres destinado a conocer y optimizar el uso de sistemas eficientes y que forma parte de un proyecto que incluyó la entrega de colectores solares a 22 familias de esa comuna.

    Este beneficio forma parte del Programa de Protección al Patrimonio Familiar PPPF del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, beneficio al cual optaron los vecinos mediante gestiones realizadas por el municipio local. Al respecto, Manuel Baquedano del Instituto de Ecología Política, que participa desarrollando las capacitaciones, agregó que “previo a esa entrega van a hacer el curso de ecoalfabetización lo que les va a permitir conocer cómo se maneja de manera eficiente la energía y gestionar el uso de dichos paneles solares”.
    “Paralelamente a Villarrica, este programa de ecoalfabetización se realiza en otras ciudades como Coyhaique, San Pedro de Atacama, Santiago, Pucón y Villarrica”, agregó.
    Mientras, el alcalde de Villarrica, Pablo Astete, sostuvo en la reunión que “estamos muy contentos por la ejecución de este tipo de proyecto que se han ganado estas familias de Villarrica, debido a que les permitirá un significativo ahorro en la obtención de agua caliente dentro de la vivienda a través de energía solar”.
    La autoridad local destacó que “este es un trabajo conjunto que hemos desarrollado con nuestros equipos profesionales de vivienda y también de nuestros vecinos que se han asociado para poder conseguir estos mejoramientos que les ayudarán a mejorar su calidad de vida”.
    Los beneficiarios del programa, vecinos de la Junta de Vecinos de la Villa Amanecer, agradecieron por intermedio de su presidente, Alejandro Sánchez, la ayuda brindada por los organismos en la búsqueda de una mejor calidad de vida para sus residentes.

    Cambio Climático, ¿Sálvese Quien Pueda?

    Lun, 12/29/2014 - 09:59

    Foto: www.eldinamo.cl

    Una sociedad que alcanza a disminuir la presencia del CO2 en la atmósfera a 350 partículas por millón sería una sociedad que podría darle el bienestar a todos, semejante al que tenían los suizos en 1960.
    Terminada la Conferencia Preparatoria sobre el Clima realizada en Lima, Perú, el panorama surgido es más bien desolador. Sin acuerdos significativos, los participantes se olvidaron que lo importante era formular políticas para salvar al planeta y no a la Conferencia del estrepitoso fracaso. ¿Cómo llegamos entonces a París en diciembre del 2015, donde debiera firmarse un nuevo Protocolo del Clima que reemplace al moribundo de Kioto?
    Tres escenarios pueden salir de París el año próximo, la última oportunidad seria que tiene la humanidad para enfrentar en conjunto el cambio climático:
    1. El escenario oficial de la ONU: Limitar el daño impidiendo que la temperatura del planeta suba más de dos grados. Los científicos de la Naciones Unidas reunidos en el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático( IPCC) y la propia ONU, plantean no ya volver al clima natural de la Tierra -36 °C o 280 ppm (partículas por millón de CO2 )-, sino, limitar el aumento de la temperatura a 2 °C para el 2050, equivalentes a 450 ppm.

    2. Sálvese quien pueda: Este es el escenario más probable si fracasan las negociaciones para reemplazar al Protocolo de Kioto en diciembre de 2015 en París. Terminamos 2014 como el año más caluroso desde que se tiene registro y las emisiones de CO2 ya han alcanzado los 400 ppm, lo que otorga verosimilitud a las predicciones científicas que sitúan el punto de inflexión del clima mucho antes que 2050, pues la temperatura se tornaría incontrolable en 2030, es decir, en quince años más. La tentación que tienen los países desarrollados de concentrarse en salvar solo el bienestar de sus poblaciones, olvidándose de los pobres y olvidados del mundo, es inmensa.
    Estos dos escenarios podrían transformarse en reales si las negociaciones climáticas solo se concentraran en lograr metas de adaptación y de mitigación a estos cambios, como ha ocurrido hasta ahora, después de 20 años de negociaciones. Todavía no se ve a la ONU o a los países intervenir en la verdadera causa del problema del cambio climático, la propia sociedad industrial que ha engendrado la sociedad del consumo en la que vivimos. Ni los Estados ni las empresas están dispuestos a cuestionar la actual sociedad y el discurso de la modernidad que la sustenta. A lo más se escuchan voces de falta de igualdad, equidad en el acceso de las mercancías para satisfacer las necesidades, pero casi nadie cuestiona el carácter insustentable que tiene el modo de producir esas mercancías, que más que satisfacer necesidades reales están ahora diseñadas para ir subiendo posiciones en los estratos sociales. Estimo que cerca del 50% de las mercancías que se producen en la actualidad en el mundo no tienen otra finalidad que mejorar el estatus y el reconocimiento social de quienes las consumen.

    3. Diseñar una nueva sociedad: A nuestro juicio, este sería el único escenario que podría salvar a la civilización humana de su colapso y extinción. Para ser realista, esta sería la situación de una sociedad que busca hacer descender la temperatura actual por medio de la disminución de las emisiones de CO2, a 350 parte por millón, sabiendo que hoy ya llegan a 400 ppm. Es cierto que con esa cifra no se alcanza la temperatura previa a la sociedad industrial, sino que acepta una tolerancia de aumento de 1 °C, pues detrás de esta propuesta no está el anular todas las cosas buenas que ha tenido nuestra civilización, sino, utilizarla con sabiduría. Una sociedad que alcanza a disminuir la presencia del CO2 en la atmosfera a 350 partículas por millón sería una sociedad que podría darle el bienestar a todos, semejante al que tenían los suizos en 1960. Como ustedes ven, este escenario está muy lejos del retorno a las cavernas, como buscan descalificar los defensores de la modernidad.
    Detrás de cada uno de estos escenarios existen fuerzas que buscan imponerlos a la humanidad, y quien lo haga determinará su destino. La Conferencia sobre el Clima en París 2015 se transformará en la última oportunidad para cambiar el rumbo. Hay que cambiar la sociedad, no el clima.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano publicada en www.eldinamo.cl 24 diciembre 2014, enlace a fuente de la noticia

    Cambiemos la Sociedad, No el Clima

    Mié, 12/17/2014 - 12:39

    Foto: Ola de calor www.cubadebate.com

    El síndrome de la rana que muere feliz cocinada al no poder percibir los cambios de temperatura que le hacen perder sus reflejos se aplica también a los humanos.
    El año 2014 terminará siendo el más caluroso de que se tenga registro histórico. Sin duda nos estamos literalmente cocinando por aumentos de temperatura pequeños pero sostenidos, que anulan toda percepción de peligro inminente para la especie humana. El síndrome de la rana que muere feliz cocinada al no poder percibir los cambios de temperatura que le hacen perder sus reflejos se aplica también a los humanos.
    He participado -si mal no recuerdo- en doce de las veinte conferencias preparatorias que se han realizado entre los países miembros de la ONU sin que se logre avanzar seriamente en un tratado mundial para el cambio climático, que involucre a los principales países contaminantes. De la actual reunión que se realiza en Lima (COP20), seguramente saldrán bonitas promesas pero nada concreto.
    Tal es la gravedad de la situación que después de 20 años de negociaciones, la ONU y los científicos han renunciado a lograr un tratado que le devuelva a la Tierra su temperatura normal (350 ppm) para hoy negociar un mundo con dos grados más de lo normal (400 ppm) para el 2050. Lo malo es que a fines del 2014 ya estaremos bordeando los 399 ppm, lo que no nos deja margen para el futuro.
    ¿Cómo llegamos todos a esta dramática situación? La actual civilización en nos tocó vivir ha basado su crecimiento en el uso de combustibles fósiles que han saturado la atmósfera de gases de efecto invernadero de los cuales el CO2 es el más conocido. Esta es una parte del problema, el cual la ONU pretende intervenir con medidas de mitigación y de adaptación al cambio climático. La otra parte del problema lo constituye la sociedad de consumo que es la forma como se expresa en la realidad esta civilización, donde la mejora del bienestar de la especie humana se ligó al aumento continuo e infinito de las mercancías materiales como forma de satisfacer las necesidades humanas.
    El tratado climático que se discute ahora en Lima y se hará el próximo año en París, no es sobre el cambio de la sociedad de consumo, verdadera responsable del cambio climático, sino de las medidas para hacerla más sostenible, confiando en que la ciencia, la tecnología o Dios nos salvarán del previsible colapso.
    Hace algunos días se conoció la información en orden a que la misma ONU formó un grupo oficial interdisciplinario de expertos de los distintos países, para trabajar sobre el tema de cómo anunciarle a la humanidad la ocurrencia de un desastre global. El grupo se ha reunido varias veces y su próxima reunión se anunció para enero del 2015. Algunos pensaran que podría tratarse de la llegada de un gran meteorito o una llamarada solar; otros pensamos que también podría tratarse de comunicar un colapso económico mundial o de una guerra nuclear.
    Tal vez la discusión del clima nos abra por fin la oportunidad de discutir sobre la sociedad en que podemos y deseamos vivir. Pues si la llegada de un meteorito golpeara nuestro planeta matando a millones de seres humanos, tal vez la humanidad aprenda en forma muy rápida y terrible que debemos darle a la sustentabilidad ambiental la prioridad absoluta por sobre el desarrollo económico y como especie nos podríamos salvar. Pero como el incremento de la temperatura es lento pero sostenido, no reaccionaremos hasta el momento que estemos a punto de expirar.
    Ni el capital ni el Estado salvarán a la Tierra, solo un movimiento ciudadano mundial potente, portador de una nueva cultura que termine con la sociedad de consumo y el despilfarro nos puede dar la oportunidad de seguir morando este hermoso planeta. Cuando este tema sea el central en las negociaciones internacionales, volveré a participar en las conferencias de cambio climático.

    Fuente: columna de Manuel Baquedano publicada en www.eldinamo.cl, 11 diciembre 2014, enlace a fuente de la noticia

    BID Premia 16 Proyectos Regionales Para Combatir Cambio Climático

    Mié, 12/10/2014 - 21:16

    Daniela Zamorano (al centro) junto a la Primera Dama de Costa Rica, Mercedes Peña, y otros ganadores del certamen.

    Entre los galardonados se encuentran los chilenos Daniela Zamorano Arias, co-autora del proyecto EcoAlfabetización Energética Comunitaria, y Emilio de la Jara, creador de Orbital I: Develpment of the first off-grid wave energy solution for small remote communities.

    La Escuela de Agricultura de la Región del Trópico (EARTH) de Costa Rica y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) premiaron este año 16 proyectos latinoamericanos innovadores y amigables con el medio ambiente, entre los que se cuentan los de dos jóvenes chilenos: Daniela Zamorano Arias, educadora y co-autora del proyecto EcoAlfabetización Energética Comunitaria, correspondiente a la categoría Educación y Concientización, y Emilio de la Jara Hartwig, con Orbital I: Develpment of the first off-grid wave energy solution for small remote communities, de la categoría Energías Renovables.

    El Concurso Jóvenes Innovadores Verdes, Greenovators, es una iniciativa que busca premiar y promover proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático liderados por jóvenes de entre 18 y 30 años de Latinoamérica. La convocatoria, patrocinada por el BID, recibió este año un total de 774 propuestas, con representación de todos los países miembros prestatarios de la entidad.
    Los proyectos fueron realizados por estudiantes y profesionales jóvenes procedentes de Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua y Costa Rica. Las iniciativas fueron premiadas en la sede de la Universidad EARTH, en Guácimo, provincia de Limón (Caribe), Costa Rica, todas las cuales buscan implementar emprendimientos en educación, empresas y agricultura, energías renovables, eficiencia energética y recursos hídricos como alternativa para combatir el cambio climático.
    Para el rector de la Universidad EARTH, José Zaglul, estos proyectos son vitales para fortalecer el desarrollo sostenible y construir una sociedad próspera. “De la forma en la que estamos explotando el planeta no vamos a tener un futuro, debemos comenzar desde ahora para hacer ese cambio. Tenemos que cuidar el futuro y cuidar nuestra casa. Estos jóvenes constituyen una gran esperanza porque sus ideas son de interés ambiental y social”, indicó.

    LAS PROPUESTAS DESTACADAS
    Las cinco mejores iniciativas del concurso Greenovators fueron reconocidas con premios de 15.000 dólares, mientras que los demás recibieron 10.000 dólares y 5.000 dólares.
    La propuesta de Daniela Zamorano Arias se ubicó en segundo lugar y obtuvo 10 mil dólares, monto que la ganadora empleará en la implementación de su proyecto en una comunidad rural de la región del Maule. Según explica, “la EcoAlfabetización Energética Comunitaria es una propuesta educativa para favorecer la concientización en el uso, cuidado y gestión de la energía eléctrica, entendiendo que la conciencia es reflexión y acción”.
    El otro proyecto chileno ganador se ubicó entre los mejores cinco y se llama “Orbital I: Desarrollo de solución energética a partir de olas para las comunidades costeras fuera de la red”, perteneciente a Emilio de la Jara.
    Junto a estas propuestas se encuentran “Dinero ambiental”, del argentino Luciano Volpe, quien explicó que su idea es una iniciativa basada en un esquema de pagos por servicios ambientales para promover la clasificación de origen y el reciclaje de residuos sólidos urbanos.
    También destaca “ChakritaLab: Reinventando la agricultura en las Islas Galápagos”, del ecuatoriano Pedro Veintimilla, quien desarrolló sistemas eficientes y replicables de producción agrícola, particularmente de pequeña y mediana escala para reducir el uso de insumos y minimizar así la huella ambiental.
    En la oportunidad, la primera dama de Costa Rica, la española Mercedes Peñas, aseguró que las innovaciones presentadas son “fundamentales en el presente y para el futuro” y agregó que los jóvenes son la “reserva de talento” con la que cuenta América Latina.

    Fuente: Ximena Muñoz, Comunicaciones IEP, sobre la base de información proporcionada por www.elcomercio.com y www.iadb.org. Enlace a fuente de la noticia

     

    Eco-Alfabetización Energética Para una Cultura de las Energías Renovables

    Mié, 12/10/2014 - 18:43

    Fuente: IEP, Comunicaciones IEP

    El movimiento de una ciudadanía que ya no quiere megaproyectos energéticos que contaminan y sacrifican a las localidades necesita de una ciudadanía organizada para recuperar el derecho a producir y consumir la propia energía. Las energías renovables, especialmente la eólica y solar, brindan la posibilidad de democratizar su uso.

    ¿Está Chile preparado para el advenimiento masivo del uso de las energías renovables como la energía solar, especialmente, cuando esta ya puede comenzar a producirse desde nuestros propios domicilios? La respuesta categórica es NO. Aún no existe una cultura solar en nuestra población y la carencia de ella se puede convertir en uno de los mayores obstáculos para su difusión.

    La instalación de un panel solar o de un aerogenerador debería ser la culminación de un proceso que permite que un ciudadano pase a ser considerado desde un simple cliente, como es hoy, a un actor de la energía con capacidad de generarla y consumirla.

    Ciertamente, el 99% de la población chilena no está preparada para esta transformación cultural. Y si no estamos preparados, entonces debemos como país emprender un gran esfuerzo para educar a la población, proceso que trasciende con mucho las típicas campañas de publicidad. Este esfuerzo es de tal magnitud que implica un segundo momento alfabetizador, una Eco-Alfabetización Energética de los ciudadanos.

    Decimos esto porque, si no se crea una conciencia de conservación de la energía, la que tenemos a disposición no nos alcanzará y siempre estaremos demandando más, cuando justamente la grave crisis del planeta y del país hacen imperioso que aprendamos a vivir mejor con menos energía, desacoplando las mejoras en nuestro bienestar del aumento creciente y sostenido de la energía. Solo después de haber aprendido a conservar la energía, de haberla utilizarla con eficiencia, llegará el momento de incorporar la energía renovable solar como fuente generadora para nuestro autoconsumo.

    Así, una vez que hayamos tomado conciencia y hayamos practicado la conservación energética, estaremos en condiciones de usar la energía incorporando la eficiencia en su uso. Algunos ejemplos: la tradicional ampolleta incandescente (a filamento), que iluminaba consumiendo 100 watts, puede ser reemplaza por una que, iluminado lo mismo consume 20 watts. Pero aun ese mismo efecto lumínico se puede ahora lograr con una ampolleta más eficiente aún, que solo consume 2 watt… O a lo mejor, llegó la hora de reemplazar ese refrigerador que ya tiene más de 10 años por uno que consumirá varias veces menos para realizar la misma función.

    Recuerdo que cuando estudiaba en la universidad me ofrecí como voluntario para participar en las campañas de alfabetización de la población. Pasé varios fines semana visitando hogares campesinos en mi calidad de monitor-alfabetizador. Y ahora, mucho tiempo después, por cierto, pienso que nuevamente es el momento de emprender un esfuerzo eco-alfabetizador quizás todavía mayor que el realizado entonces, para educar a nuestra ciudadanía sobre la transformación energética y el cambio climático. Ya no es suficiente informar, hay que concientizar, como propone el método de Paulo Freire.

    El movimiento de una ciudadanía que ya no quiere megaproyectos energéticos que contaminan y sacrifican a las localidades necesita de una ciudadanía organizada para recuperar el derecho a producir y consumir la propia energía. Las energías renovables, especialmente la eólica y solar, brindan la posibilidad de democratizar su uso.

    El nuevo modelo energético distribuido no surgirá de la avidez del mercado o de un grupo de tecnócratas como los que planificaron el Transantiago.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano publicada en www.eldinamo.cl el 26 de noviembre de 2014, enlace a fuente de la noticia

    2014 en vías de convertirse en el año más caluroso jamás registrado

    Jue, 12/04/2014 - 15:19

    Fuente: www.cop20.pe

    Calor e inundaciones excepcionales en muchas partes del mundo confirman el calentamiento global causado por la actividad humana, según la OMM.

    El año 2014 tiene visos de convertirse en uno de los años más calurosos, cuando no el más caluroso que se haya registrado jamás, según las estimaciones preliminares de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) perteneciente a las Naciones Unidas. Ello se debe fundamentalmente a las altas temperaturas mundiales, sin precedentes en la superficie del mar, que muy probablemente permanecerán por encima de las normales hasta finales de año. Esas altas temperaturas del mar, junto con otros factores, contribuyeron a que se dieran unas precipitaciones e inundaciones excepcionalmente intensas en numerosos países y sequías extremas en otros.

    En la Declaración provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2014, se indica que la temperatura media mundial del aire sobre la superficie terrestre y la superficie del mar de enero a octubre fue superior en aproximadamente 0,57 grados centígrados (1,03 grados Fahrenheit) a la media de 14,00 °C (57,2 °F) para el período de referencia 1961-1990, y en 0,09 °C (0,16 °F) a la media de los diez últimos años (2004-2013).

    Si en noviembre y diciembre se mantiene la misma tendencia, probablemente 2014 sea el año más caluroso jamás registrado, por delante de 2010, 2005 y 1998. Eso confirma la tendencia subyacente al calentamiento a largo plazo.

    La Declaración provisional se publicó para que sirviera de base a las negociaciones anuales sobre el cambio climático que este año se están celebrando en Lima (Perú). Asimismo, la OMM actualizó su prestigiosa serie de boletines meteorológicos del futuro, que presentan escenarios para el tiempo de 2050 basados en el Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que está copatrocinado por la OMM y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Recientemente se han añadido informes de Perú, Francia, Viet Nam, España, Canadá y Noruega a los boletines meteorológicos, que trazan una imagen convincente de cómo sería la vida en un planeta donde hiciera mucho más calor que hoy en día.

    Peligroso aumento de la temperatura

    Si las emisiones de gases de efecto invernadero de origen antropógeno siguen aumentando, la temperatura media de la atmósfera inferior de la Tierra podría incrementar en más de 4º C (7,2º F) a finales del siglo XXI. ¿Pero qué significa realmente un aumento de la temperatura media mundial? ¿Cómo lo experimentaríamos diariamente?

    Para averiguar lo que podría ocurrir en el futuro, la Organización Meteorológica Mundial invitó a varios presentadores del tiempo en televisión de todo el mundo a que imaginaran cómo sería un “informe meteorológico del año 2050”. Ciertamente, lo que crearon fueron solamente algunos escenarios posibles y no pronósticos verdaderos. No obstante, estos se basan en la ciencia climática más actualizada y ofrecen un panorama convincente de lo que podría ser la vida en un planeta más cálido. (ver enlaces a los videos, alojados en youtube.com/wmovideomaster).

    El papel de la mujer

    En una conferencia organizada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) se convino en un plan de acción, en cuya elaboración participaron numerosos asociados con la finalidad de reforzar el papel de la mujer en el desarrollo y la utilización de servicios meteorológicos y climáticos en beneficio de toda la comunidad.

    En la oportunidad, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, declaró: “Los fenómenos meteorológicos extremos van en aumento. Las crecidas, las sequías y los ciclones suponen peligros cada vez más graves para cientos de millones de personas en todo el mundo, y el aumento del nivel del mar es una amenaza para la propia existencia de países y regiones enteras. Las mujeres y las niñas están particularmente expuestas a estos peligros, pero también tienen la enorme capacidad para convertirse en defensoras de la resiliencia de las comunidades.”

    El señor Ban Ki-Moon, dirigiéndose a los asistentes, djo que “esta Conferencia refleja el compromiso colectivo de todos ustedes para que las mujeres ocupen un lugar central en las cuestiones relativas a la adaptación al clima y la atenuación de sus efectos, y para adaptar mejor la información sobre el clima.”

    Fuente: Fuente: www.wmo.int, publicado 3 de diciembre de 2014, enlace a fuente de la noticia

    Es la hora de enchufarse al sol, no aún a la red

    Vie, 11/14/2014 - 13:17

    Ciudadanía energética. Fuente: Comunicaciones IEP

    Por la desventaja en que quedan los generadores domiciliarios en la nueva Ley Eléctrica, por ahora recomendamos instalar un sistema de paneles solares que solamente se oriente al autoconsumo, opina Manuel Baquedano.

    La nueva Ley Eléctrica que permite la conexión de la energía renovable producida en un domicilio a la red pública está en pleno funcionamiento en Chile desde el 22 de octubre pasado. Es la ventana que tiene la ciudadanía para entrar a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Por ello, muchos chilenos querrán saber si les conviene o no orientarse hacia la vía solar y comenzar a poner paneles en sus viviendas.

    La Ley 20.571 fue elaborada por el senador Antonio Horvath y sus colaboradores con el espíritu de que si un ciudadano instala paneles solares en su vivienda y estos producen energía -es decir watts-, el excedente energético producido y no consumido pueda ser vendido a la distribuidora eléctrica que le proporciona este servicio. A su vez, la distribuidora debe obligatoriamente comprarla al mismo precio que se la vende a su cliente. A esto se llama balance neto o net metering.

    Sin embargo, la ley fue traicionada en su espíritu y los poderes fácticos representados en el Parlamento acordaron pagarle al generador domiciliario una cifra menor, estimada por nosotros en alrededor de un 60% de la tarifa. El argumento que dan las distribuidoras es que ese es el precio mayorista al cual le compra electricidad a las generadoras. A esta modalidad se le llama net billing, que es lo que por ahora tenemos en el país. Veamos un ejemplo.

    Haciendo un ejercicio real para un hogar ubicado en Talca, si el KWh tiene un valor de 95 pesos, al productor de electricidad domiciliaria le remunerarían 56 pesos por KWh, lo que equivaldría a un 59% de la tarifa cobrada por la distribuidora. En consecuencia, si usted instala en su domicilio el equivalente a 1.000 watts de potencia, con estos precios se demoraría cerca de 18 años en amortizar su inversión.

    En estas condiciones, claramente no recomendamos conectarse a la red eléctrica. Pero una cosa es conectarse al sol y otra conectarse a la red eléctrica pública, y si algo queda claro con este ejercicio es que por ahora hay que comenzar instalando en nuestros hogares un sistema de paneles solares que solamente se oriente al autoconsumo. ¿Cómo?

    Es importante no comprar cualquier panel, pues ahora existen los paneles solares inteligentes. Son aquellos a los cuales se les agrega un microinversor que permite sincronizar el panel con la red eléctrica interna de la casa, pudiendo ser enchufado como cualquier electrodoméstico.

    ¿Está permitido hacer estas instalaciones? Sí, porque no son ilegales pero tampoco legales, es decir, son alegales. Solo hay que atreverse a hacerlo, pues la compañía distribuidora solo puede llegar hasta el medidor de la casa. Lo que ocurra dentro de ella no le incumbe, allí somos los ciudadanos los que ejercemos nuestros derechos.

    Por ahora, somos varios los “rebeldes solares” que estamos comenzando a hacer el cambio hacia el autoconsumo por la vía solar sin conectarnos o enchufarnos a la red eléctrica. Pero se hace urgente que el Gobierno y los Parlamentarios restituyan el espíritu original de la ley y modifiquen a la brevedad la tarifa eléctrica para que se convierta en razón de uno a uno y prime la igualdad en los precios.

    Si este cambio no se produce, esta ley se convertirá en una gran frustración ciudadana. En cambio, si se tiene una tarifa uno a uno, la amortización de las instalaciones solares podría realizarse en unos cinco años, no en 18. Y como en el Congreso actual existe voluntad política transversal para mejorar la ley, esto podría lograrse durante el año 2015. Ya estamos trabajando en ello.

    Una vez cambiada la tarifa y mejorada la ley, entraríamos a la etapa de la generación ciudadana de la energía, produciéndose excedentes energéticos que harán innecesaria la instalación de más termoeléctricas. Esto, porque los ciudadanos organizados en Cooperativas Solares podrán distribuir la energía en forma equitativa, limpia y soberana, liberados de la moderna esclavitud a que nos ha sometido el sistema energético vigente.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano, publicada el 12 de noviembre de 2014 en El Dínamo, www.eldinamo.cl, en lace a fuente de la noticia

    Pucón, comunidad en transición hacia el decrecimiento

    Mié, 11/05/2014 - 21:00

    Hoy se hace necesario entrar en un “círculo virtuoso” de decrecimiento sereno, representado por ocho cambios interdependientes que se refuerzan mutuamente, opina Felipe Rodríguez, presidente de EnerPucón. 

    La sociedad consumista globalizada, hegemonizada por un modelo capitalista neoliberal, promueve estilos de vida totalmente alejado de las condiciones sociales y materiales que originaron sus bienes y servicios. Hoy estamos viviendo como si tuviéramos un planeta extra a nuestra disposición. Utilizamos un 50 por ciento más de recursos de los que la Tierra puede proveer (WWF, 2012).

    La crisis económica en la cual estamos inmersos da una oportunidad para que la economía de los países ricos adopte una trayectoria distinta con respecto a los flujos de energía y materiales. Ahora es el momento para que los países ricos, en vez de soñar con recuperar el crecimiento económico habitual, entren en una transición socio-ecológica hacia menores niveles de uso de materiales y energía. La crisis debe dar a la vez una oportunidad para reestructurar las instituciones sociales según las propuestas de los partidarios del “decrecimiento económico socialmente sostenible” (Martinez-Alier, 2008).

    Movimiento en transición

    ¿Son las comunidades en transición manifestaciones de un proceso de decrecimiento sustentable local? El decrecimento es una de las fuerzas antisistema que más ha ganado fuerza en los últimos años, ya que ofrece como movimiento político-cultural una propuesta de cambio radical de paradigma, que parece armonizar mejor con la situación a que el capitalismo ha llevado a la sociedad moderna.

    ¿Crecimiento?

    A primera vista parece ser que el crecimiento es contrario a la sustentabilidad, sin embargo, se confunde crecimiento económico con crecimiento del consumo material. No son la misma cosa, aunque tengan una correlación positiva directa; no son sinónimos, ni su relación es rígida y estática (Amazonas, 2009). Herman Daly, precursor de la Economía Ecológica, se consideró siempre contrario al termino “crecimiento” entendiéndolo como crecimiento material, y no como un concepto socialmente establecido de una medida de actividad económica (Martinez-Alier,2008).

    La biosfera es finita, no crece, es cerrada y obligada a funcionar de acuerdo con las leyes de la termodinámica. Por lo tanto, cualquier subsistema, como la economía, en algún momento debe necesariamente parar de crecer y adaptarse a un equilibrio dinámico (Georgescu-Roegen, 1971). El crecimiento ha sido considerado como un fin en sí mismo y su medida oficial, el PIB, no es un buen indicador ni de la propia riqueza. El PIB como indicador de crecimiento económico, no deja claro lo que creció, cómo creció y cuáles fueron los frutos de este crecimiento (Léna y Nascimento, 2012) .

    Decrecimiento

    Hoy se hace necesario entrar en un “círculo virtuoso” de decrecimiento sereno, representado por ocho cambios interdependientes que se refuerzan mutuamente: reevaluar, reconceptuar, reestructurar, redistribuir, relocalizar, reducir, reutilizar y reciclar (Latouche, 2009). Para alcanzar este propósito se propone varias etapas, la primera y más escencial es la necesidad de inventar la democracia ecológica local para contraponerse a la centralización. De la misma manera, es necesario recuperar la autonomía económica local (Latouche, 2009).

    Pucón en transición, construyendo la sustentabilidad

    Muchos de los elementos propuestos por el movimiento del decrecimiento son, de alguna manera, promovidos en la transición. Por ejemplo, entre las medidas más conocidas para iniciar un proceso de decrecimiento se tiene la relocalización de la economía, que busca evitar los gastos con transporte y la sobreexplotación de ciertos ecosistemas por causa de las ventajas comparativas; la disminución del tiempo de trabajo y la reapropiación del tiempo individual; el incentivo de la agricultura ecológica familiar; el incentivo del transporte colectivo de calidad; la democratización de las decisiones en torno de la adopción de las tecnologías apropiadas, entre otros.

    Se trata finalmente de crear un “vivir bien” de acuerdo con el territorio, teniendo como objetivo la salida del productivismo y de la tiranía de la competencia. Por todo esto los “decrecentistas” son muy cercanos a movimientos como: transition towns, slow cities, slow food, entre otros (Léna y Nascimento, 2012).

    En la Comuna de Pucón, personas y organizaciones como el CAP, EnerPucón, Unidad Ambiental de Pucón, Unión Comunal Ambiental, entre otros, en los últimos 5 años vienen promoviendo diversos encuentros, reflexiones, proyectos, intervenciones, curso y eventos. Todas estas iniciativas han buscado caminar hacia un desarrollo local sustentable, un mayor acercamiento de la comunidad con su entorno y una mejor comprensión de sustentabilidad como eje de desarrollo transformador.

    No es posible identificar un movimiento de decrecimiento fuerte en el proceso de transición en que se encuentra Pucón, sin embargo, existen elementos comunes identificables. El principal proceso iniciado es la relocalización de la producción local por medio del rescate de la agricultura ecológica, principalmente. Por otro lado, la promoción de la reducción, reutilización y reciclaje de residuos, también es un eje que está siendo actualmente trabajado desde la comunidad y desde el gobierno local. Así también viene siendo promovida la eficiencia y relocalización de la producción eléctrica, por medio de la Cooperativa de Energías de Bajo Ambiental – EnerPucón.

    Al final, uno de los principales impulsos hacia el rescate de la resiliencia local de Pucón fue la iniciación de procesos de conformación de redes de trabajo, y como consecuencia de ello, la recomposición de la comunidad en el camino de transición hacia la sustentabilidad.

    Todos estos procesos se encuadran en la concepción de una ecología profunda, ya que es la propia sobrevivencia de la humanidad la que está en juego; por lo tanto, un humanismo bien entendido que nos convoca a reintroducir la preocupación ecológica en medio de la preocupación social, política, cultural e espiritual da vida humana. En ese sentido, tanto el decrecimiento como la transición nos hablan del poder que tenemos de transformar el desastre en la oportunidad de crear un mundo mejor, cambiando radicalmente nuestro modo de vida.

    Fuente: Msc. Felipe Rodríguez A. Universidade de Brasília, candidato a doctor en la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil, presidente de EnerPucón y columnista del IEP.

    Bye bye, Endesa-España

    Mié, 10/29/2014 - 12:49

    Foto: www.tecniber.es

    De ser una empresa que entregaba un servicio público esencial -como lo es la electricidad- pasó a ser considerada una compañía que pone el lucro por encima del servicio que ofrece, opina Manuel Baquedano.

    En completo silencio se encuentran preparando sus maletas para regresar definitivamente a su tierra natal los altos ejecutivos españoles de Enersis, Endesa y Chilectra, compañías a través de las cuales Endesa-España controló por años la mayor empresa energética de Chile.

    Se nos va definitivamente Endesa-España, pero no por la puerta ancha, sino muy por el contrario, de una forma poco digna, blandiendo el sabor amargo de la derrota. No conozco a nadie en Chile que lamente la partida definitiva de esta compañía; en realidad, a la población chilena le es indiferente el destino de esta empresa española.

    Es que Endesa España cimentó su expansión y control del mercado eléctrico chileno a partir de la infiltración y corrupción de la elite política y económica del país. Desde un actuar caracterizado por turbias maneras de hacerse del control de la chilena Endesa en los años ’90 hasta una poco transparente forma de apropiarse de platas de las AFP en 2012, durante el último y forzado aumento de capital de Enersis. Esto, en un manifiesto conflicto de interés, pues el entonces el presidente de Enersis era también presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago, donde precisamente se tranzan los fondos de pensiones de las AFP.

    Bajo la gestión de Endesa España, los precios de la electricidad en Chile alcanzaron los valores más altos del continente y del mundo. La comuna de Santa Bárbara, lugar donde construyó su última represa, Ralco, es donde la electricidad cuesta más cara y donde los índices de pobreza son los mayores del país. Es también, el lugar donde la población indígena local, los Pehuenche, son hoy día más pobres que antes que se construyera la presa.

    La derrota de Endesa-España ha significado en la actualidad un abandono casi total del plan de expansión de filial chilena, cuyo accionar es cada día más cuestionado por la ciudadanía. HidroAysén, su gran megaproyecto hídrico se desplomó luego de una movilización ciudadana sin precedentes, que abarcó todo el país, a pesar de la alianza estratégica que tenía con la poderosa familia Matte, una de las dueñas de Chile.

    En su retirada, Endesa-España deja a la Endesa local sin futuro, viviendo de las rentas que le dejó su posición anterior. Así, el abandono del proyecto de represa que deseaban construir en el río Futaleufu, en la Patagonia, la paralización de la Central Termoeléctrica Bocamina II, en Coronel, y el reciente anuncio de anular la construcción de la controvertida Termoeléctrica Punta Alcalde en el valle del Huasco, muestran el fracaso de un liderazgo que no supo leer los cambios que están ocurriendo en el país.

    Endesa-España pensaba que era suficiente con sobornar a la élite política y económica nacional, entregándole cargos muy bien remunerados, dádivas y prebendas por doquier para poder mantener y expandir su área de influencia. En el desarrollo de esas malas prácticas se fue desdibujando lo esencial de su razón de ser ante buena parte de la población chilena, pues de ser una empresa que entregaba un servicio público esencial -como lo es la electricidad- pasó a ser considerada una compañía que pone el lucro por encima del servicio que ofrece.

    Triste pero merecida derrota. Los españoles no solo abandonan el control del negocio en Chile, sino, de toda Latinoamérica, quedando reducidos a una empresa local que solo funcionará para el mercado español.

    Habrá que esperar para ver si la nueva controladora del conglomerado energético, la italiana ENEL, aprendió la lección, y para ver si buscará relacionarse de otra manera con Chile y sus comunidades. Espero que se hayan dado cuenta que el descrédito de la elite política y económica es enorme y que si no consensuan los proyectos con los ciudadanos, con las comunidades, fracasarán también.

    El campo energético para desarrollar las Energías Renovables No Convencionales es inmenso. Por eso, es mejor que se dediquen a respaldar el futuro de Chile y la transición al sistema energético que en un tiempo más sin duda será 100% renovable.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano, presidente del Instituto de Ecología Política, publicada en www.eldinamo.cl, 29 octubre 2014, enlace a fuente de la noticia

    LAS COOPERATIVAS SOLARES CIUDADANAS Y EL AUTOCONSUMO ENERGÉTICO

    Jue, 10/23/2014 - 11:06

    Alumnos U. Verde del IEP armando un panel solar para conectar a la red eléctrica

    La entrada en vigencia de la ley que permite la conexión de los hogares que produzcan energía renovable a la red eléctrica, recibiendo una remuneración por la inyección de parte de esa energía a la red, marca el inicio de la creación de un nuevo sector de nuestro sistema energético, esto es, la energía producida por los ciudadanos comunes y corrientes.
    Si bien esta ley sale desprovista de su espíritu original, cual es que al productor de energía solar se le retribuya el mismo precio que cobra la empresa distribuidora, constituye un gran avance, pues la nueva composición que tiene actualmente el Congreso puede modificar rápidamente la tarifa para hacerla más justa y equitativa .
    Los cambios que se están produciendo en nuestro modelo energético avanzan a un ritmo vertiginoso. Si hasta el año 2013 el modelo energético chileno solo tenía un solo actor productivo -la empresa privada-, este año vemos posicionarse al Estado como nuevo actor de fomento e impulso energético del país. Pero a este modelo le falta aún un tercer pilar: el de la ciudadanía organizada y asociada para producir electricidad a partir de fuentes de energía renovables que están a su alcance en su casa, en su barrio o en su ciudad, como el viento y la energía solar.
    No existe una energía más accesible y democrática que la energía solar. El sol sale para todos los habitantes y nadie puede impedir que cualquier ciudadano pueda captar su energía directamente para su uso.
    Si la propia Organización Mundial de Energía señala que para el año 2050 la energía solar será la principal fuente de energía que tendrá el Planeta, no hay donde perderse. Y lo será también para Chile, que gracias a su geografía tiene la zona de mayor radiación solar del mundo. Hoy día bastaría una sola planta solar de 20 kms de largo por 20 kms de ancho ubicada en el desierto de Atacama para producir el equivalente de toda la energía eléctrica que tiene actualmente el país.
    Si las ventajas son tan evidentes, ¿por qué los ciudadanos comunes y corrientes no pueden beneficiarse directamente de la energía del futuro que ya comienza a desarrollarse en nuestro país?
    Los chilenos necesitamos comenzar a asociarnos para producir nuestra propia energía, aquella que utilizamos diariamente para vivir. Organizarnos en nuestro barrio, nuestra comuna, en nuestro pueblo o ciudad para instalar colectores solares en los techos o en terrenos comunitarios. En este momento ya existen cinco cooperativas solares ciudadanas en nuestro territorio: una en Aysén, dos en la Araucanía, una Santiago y una en la Quinta Región. Y ya vienen otras en Coquimbo, Copiapó y Arica, y en algunos años más esperamos que estén por todas partes.
    En los países que llevan la delantera en el uso de la energía solar, como Alemania, ya se han constituido más de 700 cooperativas de energías renovables, las cuales superan los 8,2 millones de usuarios que utilizan sus servicios.
    En Chile, después de las reformas tributaria, educacional y constitucional, debiéramos prepararnos para impulsar una gran reforma energética, o mejor dicho, una verdadera revolución energética que ponga al habitante de este país, sin distinciones, en el centro de sus beneficios.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano publicada en eldinamo.cl, enlace a fuente de la noticia

     

    El cambio climático provoca más desplazados que un conflicto armado

    Mar, 10/14/2014 - 12:00

    Foto: indigenaschile.blogspot.com

    América Latina se enfrenta a un éxodo masivo de campesinos e indígenas por los efectos del cambio climático.

    Cuando la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR —creada para atender a los desplazados por la II Guerra Mundial— comienza a tomar cartas en el tema del cambio climático, parece claro que la migración forzosa será una de las principales consecuencias de este fenómeno.

    De hecho, ACNUR calcula que entre 250 y 1.000 millones de personas de todo del mundo perderán sus casas o se verán forzadas a mudarse de territorio y hasta de país en los próximos 50 años. En América Latina, la dura determinación de quedarse o emigrar es una disyuntiva que enfrentan cada vez más personas.

    Es una decisión que debaten Atahualpa Valdez y los otros 40.000 residentes de la isla de Cartí Sugtupu y otras del archipiélago de Kuna Yala, frente a las costas de Panamá, todas amenazadas por el aumento en el nivel del mar. Unos quieren quedarse, pero otros prefieren tierra firme.

    “Yo recuerdo que en ese día tenía una casa,” cuenta Valdez. “Esa casa se desplomó. Las olas se lo llevaron casi todo”. Pablo Preciado, un líder de la comunidad Carti Sugtupu, añade: “No es muy fácil solamente cruzar [al continente] porque hay muchas personas que no están acostumbradas a vivir ahí. Es un cambio drástico”.

    América Latina en peligro

    El clima global está cambiando y los efectos se ven en toda América Latina. El nivel del mar aumenta, las sequías amenazan a la producción alimentaria en Centroamérica y el Caribe, mientras en el Sur las intensas lluvias repentinas provocan fuertes inundaciones.

    Si sigue aumentando la temperatura promedio global, la región será una de las más afectadas en el mundo y en pocos años, al igual que ocurrió con los grandes guerras del siglo XX, podrían generarse migraciones masivas de personas en todas partes del mundo, expulsadas de sus casas y comunidades por el cambio climático.

    En Perú, por ejemplo, en los últimos años han ocurrido grandes inundaciones que arrasaron los cultivos de los pueblos indígenas de las Amazonas y provocaron enfermedades. Sin embargo, los residentes de Paoyhan no están dispuestos a dejar atrás sus tierras ancestrales.

    “Es muy preocupante para el pueblo, en los años anteriores no había ese clase de desastres”, explica Miguel Ochavano, un chamán local. “Para mi es una tristeza encontrar a mi familia sin comida. De aquí a un tiempo, ¿cómo vamos a estar?”, se pregunta.

    Más vulnerables

    En los primeros 3 meses de 2014, cerca de un millón y medio de personas en América Latina sufrieron las consecuencias de eventos climáticos extremos, principalmente inundaciones, según la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCAH).

    No solo son las inundaciones, la escasez de agua también está golpeando a América Latina. Llena de tierras cultivables, la región podría tener un rol clave en asegurar la alimentación de millones de personas, pero el aumento de la temperatura ha provocado fuertes sequías en los últimos años.

    El pasado agosto fue el más caluroso registrado hasta hoy a nivel global. Además, marcó el 354° mes consecutivo con temperaturas por encima del promedio, según la Agencia Nacional para los Océanos y la Atmósfera de EE UU (NOAA, por sus siglas en inglés).

    Estas altas temperaturas han dejado su huella en Sherwood Content, el pueblo natal de Usain Bolt, en Jamaica, que depende de la producción de batata, banana y cacao. “Cuando llegué en 1967, había mucha agua”, recuerda Lilian Bolt. “Hoy en día es solo ventoso y seco. Si no llueve durante la temporada, la cosecha se perderá”.

    Las historias de Lilian, Miguel y Atahualpa y otras personas de América Latina afectadas por los efectos del cambio climático fueron recogidas en una serie de documentales que se presentaron en un concurso global organizado por el Banco Mundial.

    “Queríamos hacer que la gente (sobre todo los jóvenes) se conecte, se concientice sobre los temas y luego impulse soluciones a todos los niveles”, explica Francis Dobbs, uno de los organizadores del concurso Action4Climate. “El cambio climático está aquí y ahora. Es el deber de todos nosotros a cambiar el curso.”

    Más de 230 documentalistas de 70 países respondieron a la llamada. Ocho de los finalistas son realizadores latinoamericanos. Su esperanza es que, con sus mensajes, puedan ayudar a evitar que millones de personas tengan que abandonar sus casas y sus tierras a causa de los cambios en el clima.

    Fuente: elpaís.com, publicado 10 octubre 2014, enlace a fuente de la noticia

    LAS ENERGÍAS RENOVABLES Y LA AUTONOMÍA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

    Mar, 10/07/2014 - 17:36

    Foto: laopinión.cl

    ¿Por qué no de una vez por todas los chilenos reconocemos los derechos a la propiedad de sus recursos naturales que tienen nuestros pueblos originarios y los invitamos como socios a realizar emprendimientos de ERNC en beneficio de las regiones y el país? Nuestros pueblos indígenas tienen en el desarrollo de las Energías Renovables No Convencionales una gran oportunidad para ejercitar su legítimo derecho a la autonomía, opina Manuel Baquedano, presidente del IEP.

    Como Chile quiere medirse hacia arriba, debe imitar las buenas prácticas de aquellos países que han solucionado en forma exitosa, a través de la explotación de manera compartida, aquellos recursos sujetos a conflictos por encontrarse en territorios indígenas.

    Un buen ejemplo de una explotación exitosa ha sido el caso de la geotermia en Nueva Zelanda, y se parece un poco a Chile en este tema: ambos tienen un enorme potencial geotérmico y una importante población indígena, pero se diferencian en la forma como manejan su producción geotérmica y cómo se relacionan con los pueblos originarios.

    Los resultados están a la vista, hoy día los yacimientos geotérmicos neozelandeses producen el 15% de la demanda total en electricidad mientras que en Chile, teniendo un enorme potencial la producción de electricidad generada por geotermia es cero (0).

    ¿Cómo lo hicieron los neozelandeses?

    Dado que la mayoría de las tierras destinadas a la geotermia pertenecen a pueblos maoríes, el Estado y las grandes empresas tuvieron que negociar con ellos e incorporarlos como socios. Respecto de la legislación, el Acta de Gestión de los Recursos de 1991 “promueve la gestión sostenible de los recursos naturales y recursos físicos”, respetando las tierras de los pueblos maoríes. El artículo 30 obliga a los explotadores energéticos a “reconocer y prever como una cuestión nacional la relación entre los maoríes y sus culturas y tradiciones, sus tierras ancestrales, aguas, sitios y otros tesoros”.

    Así, los derechos de la población maori son respetados, por lo tanto, ellos participan directamente del desarrollo de la energía geotérmica, pues gozan del privilegio de explotar la tierra a su gusto. Algunos son empresarios de explotaciones geotérmicas y se unen a grandes empresas de producción eléctrica.

    Una colaboración así nació en 2011 entre la central maorí Kawerau A8D con el grupo nacional Eastland Group y el Innovations Development Group (IDG), una asociación internacional dedicada al apoyo de las poblaciones indígenas del Pacifico, para que exploten sus recursos por sí mismos. De esa fusión resultó la construcción de una central de 50MW ubicada en Kawerau, al Norte de Nueva Zelanda.

    ¿Por qué no de una vez por todas los chilenos reconocemos los derechos a la propiedad de sus recursos naturales que tienen nuestros pueblos indígenas y los invitamos como socios a realizar emprendimientos de Energías Renovables No Convencionales en beneficio de las regiones y el país? Esta es la verdadera asociatividad y no aquella que busca comprar conciencias y entrega bienes efímeros que no hacen más que empobrecer y excluir más a nuestros pueblos originarios.

    Que los pascuenses sean dueños del sol y el viento, los mapuches, de sus aguas, los aymara, del calor de los volcanes, y a partir de este reconocimiento invitémoslos como socios a compartir esos recursos en beneficio del desarrollo de Chile.

    Fuente: Manuel Baquedano, fundador y presidente del IEP, columna publicada en www.eldinamo.cl, 2 de octubre de 2014, enlace a fuente de la noticia

    ENERGÍA SOLAR Y CIUDADANOS MÁS LIBRES

    Mar, 09/23/2014 - 13:37

    Foto: entodaslasesquinas.cl

    Los rebeldes solares deberemos luchar por dos objetivos: Difundir el autoconsumo para hacernos más libres de los monopolios económicos eléctricos; y lograr que se restablezca en Chile el espíritu original de la ley de “Net metering”.

    A partir del 23 de octubre próximo, debido a una nueva Ley, los chilenos podremos conectar nuestros equipos generadores de electricidad renovable a la red eléctrica pública. Es decir, nuestros paneles solares, molinos de viento, micro-turbinas de pequeñas caídas de agua, ruedas hidráulicas. Toda herramienta que produzca electricidad dentro del domicilio podrá ser conectada a la red general de electricidad de nuestro país.

    ¿Para qué nos sirve esto?
    Esta posibilidad, surgida de una iniciativa generada por el senador Antonio Horvath y sus colaboradores, busca dar la opción a los ciudadanos de convertirse en productores de su energía, en primer lugar para el autoconsumo, y en segundo lugar para vender los excedentes a la red general de electricidad.
    Esta es la llamada Ley de “Net metering” o “Balance neto”, que originalmente contemplaba que el valor del kilowatt producido en los hogares sería vendido al mismo precio que la distribuidora de electricidad nos vende a nosotros. Sin embargo, los poderes fácticos influyeron de tal manera en los parlamentarios que sólo lo podremos vender al 50% de su valor.
    Una ley similar a esta pero pagada 1 a 1, es decir, en forma igualitaria, permitió que Alemania se convirtiera en la primera potencia eólica-solar del mundo. Una potencia donde 1 millón 800 mil instalaciones domiciliarias y comunitarias permiten que 8,2 millones de alemanes estén libres de pagar cuenta de electricidad y que la mitad del potencial eólico-solar de ese país pertenezca a 730 cooperativas de electricidad ciudadanas.
    En Chile, en la Ley original de “Net metering” propuesta al Senado el precio de la venta domiciliaria y de la compra es de 1 a 1. Pero, como el proyecto no salió como originalmente se proponía, ahora solo será posible vender la electricidad domiciliaria al 50% de su valor; por eso se la ha llamado Ley de “Net billing”.
    Si bien esta Ley ayuda a que la ciudadanía sea más libre desde el punto de vista energético, obviamente sigue protegiendo los intereses económicos de los dueños de la electricidad en Chile. Por esto, deberemos corregirla a la brevedad siguiendo la propuesta original.

    A pesar de lo anterior, podemos comenzar instalando nuestros paneles solares para el autoconsumo, para lo cual no se necesita ninguna ley, sino voluntad y espíritu de rebeldía. Y ya somos muchos los rebeldes solares que estamos dispuestos a llevarlo a cabo. Al respecto un dato: si ponemos una instalación solar en nuestra casa a un costo de 1 millón de pesos, disminuiremos la cuenta de luz entre 25% y 50%. En cambio, si ese mismo millón de pesos lo depositamos a plazo en el banco, nos dará alrededor de 3% anual de ganancia. Es decir, ¡no hay donde perderse!

    Los rebeldes solares deberemos luchar por dos objetivos. Primero, para difundir el autoconsumo para hacernos seres más libres de los monopolios económicos eléctricos. Y segundo, para lograr que se restablezca en Chile el espíritu original de la ley de “Net metering”, tal como la concibiera el senador Horvath y su equipo, es decir, que se compre y se venda a igual precio el kilowatt ciudadano. Esto significa que nuestra instalación doméstica solar que tiene una duración de 25 años, se pueda amortizar en los 5 primeros años de uso y no en 10 años, como saldría hoy por la ley de “Net Billing”.
    La instalación solar ciudadana a gran escala en los techos de las casas de Chile sólo será posible si creamos un gran movimiento civil organizado en “Cooperativas ciudadanas solares” que impulsen este cambio para que la energía solar llegue y sirva directamente a las personas. Y de paso, terminemos con los monopolios eléctricos que nos tienen reducidos a clientes pasivos de un servicio sucio o contaminante, caro e inseguro.
    Esta revolución energética que nos facilita el Sol no necesita ninguna ley para que comencemos a ponerla en acción, solo necesita la voluntad personal y ciudadana.
    ¡Es el momento de comenzar a caminar por la Ruta del Sol!

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano, fundador y presidente del IEP, publicada en Eldinamo.com el 17 de septiembre de 2014, enlace a fuente de la noticia

    Chile se suma a marcha mundial para que en 2050 la matriz energética sea 100% limpia

    Mié, 09/17/2014 - 12:03

    Fuente: www.presseportal.de

    La actividad se realizará el domingo 21 desde las 12:00 horas, desde el Museo de Arte Contemporáneo hasta Purísima. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, asistirá a la marcha en Nueva York.

    La NASA ya alertó sobre el daño que está causando el cambio climático, detectando un punto de no retorno en el derretimiento de glaciares en la Antártica Occidental. En este contexto, la ONU convocó para el próximo 23 de septiembre a una gran Cumbre Mundial que desde Nueva York, abordará esta problemática. La cita contará con la presencia de 120 jefes de Estado y Gobierno entre los que se cuenta a la Presidenta, Michelle Bachelet, sumados a centenares de representantes del sector privado.

    Pero eso no es todo. En la previa al encuentro, el domingo 21, miles de ciudadanos alrededor del mundo saldrán a las calles para exigir acciones concretas para frenar el cambio climático, gracias a una convocatoria realizada a través de la plataforma virtual Avaaz.org, que ya cuenta con casi 400 mil firmas de apoyo.

    El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ya confirmó su asistencia a la marcha que se realizará en Nueva York, por considerarlo un “asunto clave para el futuro de todos”.

    Ban aseguró que “unirá sus brazos” a los participantes de esta marcha, que pretende ser la más multitudinaria de la historia por la causa del cambio climático, en vísperas de la participación de un centenar de gobernantes en la Asamblea General de la ONU.

    “Tomaremos las calles para pedir al mundo lo que sabemos que está a nuestro alcance: un mundo con una economía que trabaja para la gente y el planeta, un mundo a salvo de los estragos del cambio climático y un mundo con buenos trabajos, agua y aire limpios y comunidades sanas”, reza la convocatoria de la marcha.

    Chile
    Desde Chile y como respuesta a la alerta por los impactos del cambio climático tanto en nuestro suelo como en el mundo Avaaz hace un llamado global a marchar pacíficamente con el petitorio urgente del recambio de la matriz energética a una 100% limpia al 2050, que se hará llegar a la Cumbre del Clima de la ONU en Nueva York, en miras de llegar a un Acuerdo Climático Global Vinculante en la Conferencia de las Partes de París 2015.

    La “Marcha Global Ciudadana contra el Cambio Climático” se realizará a partir de las 12:00 horas, con un punto de encuentro en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) del Parque Forestal, para luego marchar pacíficamente por José Miguel de La Barra hasta Purísima. Están contempladas actividades artísticas, la exposición del auto solar de la empresa Solar 3 y charlas sobre el cambio climático con expertos.

    “Invitamos a todas las instituciones y personas interesadas en la defensa del planeta y del futuro de nuestros hijos. Queremos debatir sobre el tema invitando a expertos a hablar en prensa, alertar de los profundos impactos que nuestras actuaciones están teniendo sobre el planeta, y apoyar en las acciones para revertirlo”, explicó Vicente Pazos del Campo, organizador del evento.

    La actividad cuenta con el apoyo de las organizaciones Greenpeace, Fundación Terram, FIMA, Casa de la Paz, CODEFF, Adapt-Chile, WCS, AIDA, Colectivo Viento Sur, Dunas de Ritoque, ANAMURI, Fundación Heinrich Boell, Centro Derecho de Conservación, Centro Ecuménico Diego de Medellín, Marcha Mundial de Mujeres-Chile, Fundación Decide, 350.org, CAN-International, SCA Musica.

    Fuente: www.eldinamo.cl, publicado 17 de septiembre 2014, enlace a fuente de la noticia

    Marina Silva: la ecologista que puede llegar a gobernar Brasil

    Sáb, 09/13/2014 - 15:47

    Lo que ya es seguro es que  la contienda se dirimirá entre el progresismo rojo de Dilma y el progresismo verde de Marina, opina Manuel Baquedano.

    Caballo alcanzado es caballo ganado, dice el refrán.

    Cuando solo faltan cinco semanas para la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, la contienda se ha puesto dura, pues las encuestas muestran ahora un empate técnico entre Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores, y Marina Silva, de la coalición que une al Partido Socialista y la Red de la Sustentabilidad.

    Lo que ya es seguro es que  la contienda se dirimirá entre el progresismo rojo de Dilma y el progresismo verde de Marina.

    Marina Silva, hija política del legendario Chico Mendes, ha sido concejal, senadora y ministra del Medio Ambiente del gobierno de Lula, cargo del cual salió en desacuerdo con las políticas depredadoras de la Amazonía, impulsadas  por el  gobierno de la época dirigidas por la entonces ministra Rousseff.

    Pero el debate de fondo que enfrenta ahora Brasil es el debate que tendrá toda la América Latina y el planeta  más tarde, y dice relación con el rol de la sustentabilidad en los procesos de desarrollo de las sociedades.

    El progresismo rojo postula que hay que siempre crecer económicamente para distribuir mejor, tarea que debe hacer el Estado, y que la sustentabilidad de los procesos hay que hacerla en la medida de lo posible sin que esta preocupación detenga o disminuya el crecimiento económico. En cambio, para el progresismo verde, la sustentabilidad del proceso de desarrollo  es lo más importante a preservar, aun por sobre el crecimiento económico de corto plazo, pues si no se hace no se pondrán mantener los procesos económicos y de desarrollo.

    Es en el tema energético donde ahora el debate es más arduo. Mientras Marina dice que el petróleo es todavía un mal necesario pero que se acaba y hay que utilizarlo para transitar  a un modelo basado en las energías renovables, Dilma afirma todo lo contrario, que la apuesta al desarrollo petrolero es lo que asegurará el crecimiento económico del Brasil en el futuro.

    Lo mismo ocurre con la Amazonía: Marina sostiene que detendrá la explotación de este gran pulmón verde de América, pues mucho de los servicios ambientales que se generan en ellas como las lluvias y el abastecimiento del agua para las ciudades se están rápida y peligrosamente deteriorando, Dilma señala que continuará  construyendo represas  y explotando  sus recursos naturales; claro, en forma sustentable, por supuesto.

    Es acá donde surge más fuerte la propuesta de Marina: “las prioridades que han fijado las políticas en el mundo han cambiado con el nuevo siglo, por lo tanto, se necesitan programas para los grandes desafíos actuales. ¿Qué y cómo lo vamos hacer para tener energías limpias y renovables? ¿Cómo vamos aumentar la producción con gran productividad y no por expansión predatoria?”.

    ¿No les parece un debate parecido al  que hemos tenido acá en Chile  a propósito del megaproyecto hídrico de HidroAysén o el de la minería de oro de Pascua Lama?

    Se necesita en el mundo un nuevo enfoque de gobernabilidad como el que sostiene Marina, que como lo dice ella, enfrente la crisis de la civilización en  sus cinco aspectos principales, “económico, social, ambiental, político y de los valores”.

    Enfrentar la crisis de la civilización y salvar a la humanidad de su extinción requiere construir un nuevo tejido social que trascienda la separación y confrontación del siglo pasado entre el azul capitalista, donde reina el mercado, y el rojo socialista donde manda el Estado. Es desde la naturaleza en definitiva de donde proviene la base  de toda  riqueza, y por constituir un bien común de la humanidad  la comunidad tiene mucho que decir.  Sin el  verde que en este caso encarna Marina Silva, no habrá fórmula para construir una sociedad sustentable que nos libre de la extinción como especie.

    Fuente: Columna de Manuel Baquedano publicada en eldinamo.cl 3 septiembre 2014, enlace a fuente de la noticia

    Acidificación de los océanos se acelera por altas emisiones de CO2

    Mié, 09/10/2014 - 15:25

    Foto: radio.uchile.cl

    “Si el calentamiento de la Tierra no se considera una razón suficiente para reducir las emisiones de CO2, la acidificación de los océanos debería serlo”, señala la secretaria ejecutiva de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Wendy Watson-Wright.

    La Organización Meteorológica Mundial (OMM) dio a conocer ayer su último Boletín Anual e incluyó por primera vez una sección sobre la acidificación de los océanos, preparada en colaboración con el Proyecto Internacional de Coordinación sobre el Carbono Oceánico (IOCCP) de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI de la UNESCO), el Comité Científico sobre Investigación Oceánica (SCOR) y el Centro Internacional de Coordinación sobre la Acidificación de los Océanos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

    El documento recuerda que el océano absorbe actualmente una cuarta parte de las emisiones antropógenas de CO2, limitando con ello el aumento del CO2 atmosférico resultante de la quema de combustibles fósiles. La absorción de mayores cantidades de este gas por los océanos altera el sistema de los carbonatos marinos y provoca un aumento de la acidez del agua. El aumento de esa acidez ya se puede medir, puesto que los océanos absorben aproximadamente 4 kg de CO2 por persona al día.

    Según se desprende de los datos indirectos derivados de los registros paleoclimáticos, no parecen existir precedentes para el ritmo actual de acidificación de los océanos, al menos en los últimos 300 millones de años. El informe augura que la acidificación seguirá acelerándose en el futuro, por lo menos hasta la mitad del siglo, de acuerdo con las proyecciones de los modelos del sistema Tierra.

    Las posibles consecuencias de la acidificación de los océanos en los organismos marinos son complejas aunque los expertos hacen alusión a su menor índice de supervivencia, desarrollo y crecimiento, así como a cambios en sus funciones fisiológicas y una menor biodiversidad.

    “SE ESTÁ AGOTANDO EL TIEMPO”

    Ante estos resultados, el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, ha afirmado que existe “la absoluta certeza de que el clima está cambiando y de que las condiciones meteorológicas son cada vez más extremas debido a actividades humanas como la quema de combustibles fósiles. La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera aumentó el año pasado a un ritmo que no se había dado en casi 30 años”, prosigue, por lo que insta a “invertir esa tendencia reduciendo las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero como medida generalizada”.

    Jarraud ha alertado que se “está agotando el tiempo” y ha asegurado que existen los “conocimientos y las herramientas para tratar que el aumento de la temperatura se limite a 2 °C como máximo y así dar una oportunidad al planeta. “No se puede alegar ignorancia como excusa para no actuar”, advirtió.

    “Si el calentamiento de la Tierra no se considera una razón suficiente para reducir las emisiones de CO2, la acidificación de los océanos debería serlo, puesto que sus efectos ya se están dejando sentir y no hará sino aumentar decenio tras decenio”, señala la secretaria ejecutiva de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Wendy Watson-Wright.

    Fuente: Ecoticias.com, publicado 10 de septiembre 2014, enlace a fuente de la noticia

    Páginas


    Instituto Chileno de Permacultura